¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
logo_es.png

El problema de la inmigración irregular. El caso de la valla de Melilla

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha afirmado recientemente que la valla de Melilla es territorio español, y rechaza que se devuelvan “sobre la marcha” a Marruecos a los inmigrantes que consiguen alcanzar la alambrada y encaramarse a ella, como se ha venido haciendo en los últimos intentos de salto al perímetro fronterizo, dejando incluso que los gendarmes marroquíes entrasen en el doble vallado para llevarse a los inmigrantes.

La Defensora del Pueblo ante el pleno del Senado ha señalado que: “nos duele enormemente la imagen desgarradora de personas subidas a una valla o en lo alto de un poste, por eso a esas personas tenemos que tratarlas conforme a la legalidad: no hay devolución en caliente si están en territorio español y creemos que lo están”.

Al hilo de esta declaraciones de la Defensora del Pueblo, y partiendo de la base de que la valla de Melilla es territorio español, es interesante señalar como España cuenta con una legislación “garantista”, quiere esto decir que nuestras leyes, nuestro ordenamiento jurídico debe ser aplicado a estos inmigrantes, y nuestra legislación no contempla estos procedimientos denominados “devoluciones en caliente”, de tal manera que como ocurre en el caso de la valla de Melilla, desde el momento en que una persona está en territorio español tiene que ser tratada conforme a la legalidad vigente en España, no procediendo las “devoluciones en caliente”, puesto que esta figura no existe en la Ley de Extranjería, de tal manera que cuando una persona entra en territorio español, de manera ilegal, debe tener un tratamiento de acuerdo con la legislación vigente, existiendo para ello unos procedimientos, una asistencia y unas verificaciones que hace la Policía Nacional, de tal manera que si el extranjero no reúne los requisitos previstos en la propia Ley de Extranjería , esa persona puede ser devuelta , pero hay primero una tramitación que es de obligado cumplimiento mientras esta Ley esté en vigor.

Por otra parte, los movimientos migratorios que llegan al sur de España, y a las ciudades de Ceuta y de Melilla, no deben ser tratados exclusivamente desde el punto de vista de la defensa de las fronteras, España debe hacer un esfuerzo mayor en materia de protección internacional y asilo.

El futuro no es solamente la defensa de los límites físicos y normativos, hay razones económicas por las que la Unión Europea va a necesitar emigrantes, pero hay también razones de asistencia humanitaria que deben ser valoradas.

En este tema es fundamental la cooperación de la Unión Europea, en materia de inmigración y fronteras, la Unión Europea tiene la obligación de cooperar y contribuir, para que la inmigración se produzca de manera regular, ordenada, pacífica y contribuir a la mejora de la situación de determinados países en los que hay un alto porcentaje de ciudadanos que quieren marcharse.

Por último indicar la situación en la que se encuentran los Centros de Internamientos de Extranjeros que se encuentran absolutamente desbordados, con lo que está ocurriendo en estas fronteras, por ello debe de hacerse un mayor esfuerzo para tratar de solucionar esta situación de manera definitiva, y por tanto algo debemos hacer como país para acabar con esta situación en la que estos Centros se encuentran que es absolutamente inmoral e inhumana.

Franco&Romero Abogados. Valla de Melilla

Valla de Melilla

Llamar por teléfono
Llamar por teléfono
Preguntar por WhatsApp
Preguntar por WhatsApp

¿Qué opinan nuestros clientes en Facebook?

¿Qué opinan nuestros clientes en Google?